En Chennai, los vestidos de las mujeres son recatados