"Los maldivos son muy cariñosos"