A Paco no le interesa el turismo salvaje