4.000 euros en el hotel más famoso de Viena