Un partido de fútbol en el campo del Milán sale por 500 euros cada partido