Cabo Vadillo, en la favela Pavao-Pavaozinho: "Es lo más parecido a una guerra"