La primera noche de patrulla de Cabo Vadillo