Raquel indignada con las notas: “Se os ha olvidado que somos alojamientos y que recibimos personas”