Orlando a sus rivales: “¿Por qué creéis que estoy sometido por mi tío?