Sin tele, moscas, goteras y el drama de la cucaracha: los defectos del castillo