Mónica y Juan convencen con su hotel rural ‘agrochic', pese al tamaño de las habitaciones y al baño compartido