Joan, un huésped demasiado sincero: “Te pareces al Chikilicuatre”