Imanol, entre lágrimas: “Se ha terminado el buen rollo”