Los huéspedes intentan sentirse los protagonistas de ‘Ghost’