Falta de intimidad y “poco rural”, ‘Casa del Castillo’ aprueba por los pelos en ‘Bienvenidos a mi hotel’