Los anfitriones invitan a los concursantes a un paseo terrorífico