Miguel se indigna con los comentarios de sus clientes: “Son salchiveganas, solo comen chorizo y salchichón”