Miguel sobre la Casa del mundo: “Es una habitación de niña, falta el poster de Ricky Martín en la pared”