El Hotel Doña Sancha se alza con una victoria muy agridulce