La Casa del mundo, un lugar lleno de energías y color