Álex y David se toman con humor las valoraciones: “No podemos cambiar la casa de sitio”