Patri y Juani, con bolsas y a lo loco