Koko, el perro colchonero que no se pierde un partido del Atlético de Madrid