Surge el amor entre los perros de Nerea y Jonatán, pero no entre ellos... ¡Él es cura!