Lana Winters y su hijo, a solas