Andrea habla con su "cuqui" y se queda con 7 mil euros