Pierde 120 mil euros tras saludar a su abuela