Aldo no tuvo buen ojo para su panel