Los Torrijos Sánchez se quedan sin muebles