Los Arroyo Lavale están a punto de perder su bar