Perico tiene diez días para reflotar su bar