Curro Ávalos salva del embargo a una familia con cinco hijos