Dani Martínez nos enseña su habilidad imitando a un gallo