Dani Martínez descubre su talento oculto: Abrir botellines con una motosierra