Guerra psicológica en el Paraíso: Mary y Sandra se dibujan mutuamente