David, y su teoría del 'infiel relativo'