Un entrenamiento militar para demostrar que Pablo no es un 'huevón'