Abrahan: “¿He cruzado 15.000 kilómetros para encontrarme un chino en el paraíso?”