La cita de Mariano y Viola, con beso incluido, desata los celos de Bernardo y Estela