Alejandro, a Sonia: “Tienes una boca muy agradecida”