Una eva rubia y otra morena, en el paraíso de un adán con cuerpazo