Así posa Gabriel, el nuevo Adán