Un 'Ying', un 'Yang' y un ring en la entrega más misteriosa de 'Adán y Eva'