¡La ovejita chatarrera ya conoce a su abuela!