Vanesa y Mario, problemas de inseguridad