José y Nallat practican la postura de la cuchara y la honorable técnica