Jose y Nallat, en el hotel del amor