Ángel y Liria, unidos por un vibrador