Ángel y Liria, una relación al límite