Doble buena noticia para los Merino